Esporotricosis en Brasil: animales + humanos = una sola salud. F. Javier Cabañes

Enero 2019.

Tal como indica la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el concepto de “una sola salud” fue introducido a comienzos del 2000 en una iniciativa concertada con la OMS y FAO para remarcar que la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten. De hecho, el 60% de los patógenos capaces de infectar al hombre y de causar zoonosis provienen de los animales domésticos o salvajes.

De este tipo de patógenos, tan sólo unos pocos son hongos. En este apartado podemos destacar alguno de los agentes dimórficos que producen la esporotricosis. Clásicamente la esporotricosis se considera una micosis de implantación causada por especies del complejo Sporothrix schenckii cuyo reservorio es el suelo, determinadas plantas y material vegetal en descomposición. En el hombre se considera una enfermedad ocupacional de jardineros y agricultores en los que aguijones, espinas y astillas de origen vegetal facilitan la entrada del patógeno en su forma miceliar. Actualmente se conoce que las especies causantes de estas sapronosis son predominantemente Sporothrix  globosa y Sporothrix schenckii sensu stricto.

No obstante, en las últimas dos décadas, Brasil ha experimentado uno de los mayores brotes epidémicos de esporotricosis que tiene claramente un origen zoonótico. Estos brotes se correlacionan claramente con un incremento de casos de esporotricosis en gatos. En estas zoonosis, los arañazos y mordeduras producidas por estos animales facilitarían la entrada del patógeno directamente en su fase levaduriforme, teniendo un papel principal en la transmisión y en el incremento de la incidencia de esta enfermedad en gatos, perros y en el hombre.

De hecho, en Rio de Janeiro, donde la población de gatos callejeros es elevada, se han detectado más de 5.000 casos en los últimos años, siendo estos animales los protagonistas principales de la transmisión de la esporotricosis al hombre en un brote zoonótico sin precedentes. La especie responsable de esta zoonosis es Sporothrix brasiliensis (Gremião et al. 2017). Se ha demostrado que esta especie presenta una alta virulencia y parece ser menos sensible a determinados agentes antifúngicos como el itraconazol o la anfotericina B. Otras especies como S. schenckiiS. globosa o Sporothrix luriei están siendo responsables de un número mucho menor de casos de esta enfermedad en estas latitudes. En otros estados brasileños como el de Rio Grande del Sur los casos de esporotricosis, aunque en menor medida, también están aumentando (Poester et al. 2018). Un claro ejemplo para aplicar el concepto de “una sola salud”.

La infección por  Sporothrix schenckii  se asocia normalmente a un traumatismo con material  vegetal (aguijones, astillas,…) que contiene la fase miceliar del hongo ©F. Javier Cabañes.
La infección por  Sporothrix schenckii  se asocia normalmente a un traumatismo con material  vegetal (aguijones, astillas,…) que contiene la fase miceliar del hongo ©F. Javier Cabañes.
La infección por  Sporothrix brasiliensis se asocia normalmente a arañazos o mordeduras producidos por un gato infectado que inocula directamente la fase levaduriforme del hongo ©F. Javier Cabañes.
La infección por  Sporothrix brasiliensis se asocia normalmente a arañazos o mordeduras producidos por un gato infectado que inocula directamente la fase levaduriforme del hongo ©F. Javier Cabañes.

Quitridiomicosis en anfibios. F. Javier Cabañes

Noviembre 2018.

Este mes recomendamos la lectura de dos artículos sobre la quitridiomicosis en anfibios en los que participa Jaime Bosch

El primero es un estudio genómico que utiliza más de 200 cepas de Batrachochytrium dendrobatidis, en el que se concreta el origen asiático de las cepas que están causando el declive de estos animales (O’Hanlon et al. 2018)

En el segundo se evalúa  la posible eficacia del itraconazol, un antifúngico utilizado comúnmente en el tratamiento de diversas micosis en los animales y en el hombre, para luchar contra esta devastadora enfermedad de los anfibios (Fernández-Loras et al. 2018)

AEM-Micología animal-Alytes obstetricans dead-Jaime Bosch
Ejemplar de Alytes obstetricans muerto por quitridiomicosis © Jaime Bosch
AEM-Micología animal-Hongo-asesino-JaimeBosch
Epidermis de un sapo muerto por quitridiomicosis en el que se observan los tubos de descarga de los esporangios de B. dendrobatidis . Microscopio electrónico de barrido
© Jaime Bosch

PREMIO A LA MEJOR PUBLICACIÓN CIENTÍFICA EN HONGOS 2017-2018 GEMICOMED SEIMC

gemicomed-premio-joven-investigador-2018-aem-aemicol-seimc

GEMICOMED (@gemicomed) el grupo de Infección fúngica de la SEIMC, de la que muchos de nuestros socios forman parte, ha convocado un premio para jóvenes investigadores.

Este premio va dirigido a investigadores jóvenes menores de 40 años que hayan publicado un artículo científico (primer, último o autor de correspondencia) durante el año 2017 ó 2018 y que sean miembros de GEMICOMED-SEIMC.

Las bases de la convocatoria pueden consultarse en el siguiente enlace:

Las solicitudes se enviarán hasta el 31 de diciembre de 2018 por correo electrónico a la dirección de correo electrónico: gemicomed@seimc.org adjuntando:

  1. El artículo y un breve resumen del mismo.
  2. La trayectoria profesional.
  3. El DNI o pasaporte del candidato.

El premio tiene una dotación de 1.000 € y ser invitado como ponente a la reunión científica de nuestro grupo en el congreso SEIMC 2019.

Esperamos que sea de vuestro interés.

GAFFI RESUME EN UN VÍDEO SUS CUATRO PRIMEROS AÑOS

En este vídeo subtitulado en español, el profesor David Denning, presidente de GAFFI, resume los avances en sus primeros cuatro años.

Como Fundación con sede en Suiza y delegación en Reino Unido, GAFFI es el principal organismo de promoción y recaudación de fondos para una serie de asociados en la ejecución, incluidos los gobiernos y las agencias nacionales e internacionales de salud mundial.

Global Action Fund for Fungal Infections.

La MISIÓN de GAFFI es mejorar la salud de los pacientes que sufren de infecciones micóticas graves a través de una mejor atención al paciente, un mejor acceso a los diagnósticos y tratamientos y la provisión de recursos educativos a los profesionales de la salud.

POR PRIMERA VEZ, LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES INCLUYEN LAS INFECCIONES FÚNGICAS EN SUS AGENDAS

Las infecciones fúngicas afectan a más de mil millones de personas en el mundo, lo que ocasiona unos once millones y medio de infecciones graves que finalizan con más de un millón y medio de muertes anuales. Nunca han estado en las agendas de los organismos internacionales, ni de los gobiernos y por tanto son desconocidas por la sociedad.

Noticias Blog AEM

Como anunciábamos en este artículo de nuestra sección de noticias, del 14 al 18 de Agosto se ha celebrado la Fungal Disease Awarness Week (semana de la concienciación de las infecciones fúngicas ), una iniciativa global cuyo objetivo ha sido sensibilizar a la población sobre la importancia de las
infecciones fúngicas. Se han llevado a cabo varias campañas en las redes sociales, a las que se ha unido la Asociación Española de Micología (AEM), para dar a conocer estas infecciones bajo el lema #ThinkFungus #PiensaEnHongos.

Fungal Disease Awareness Week
Fungal Disease Awarness Week.

Además, la prestigiosa revista Lancet Infectious Diseases ha publicado recientemente, un número especial sobre las infecciones fúngicas  que ha sido coordinado por David Denning y Juan Luís Rodríguez Tudela del Fondo de Acción Global para las Infecciones fúngicas (Global Action Fund for Fungal Infections GAFFI).

Gaffi – Global Action Fund for Fungal Infections.

GAFFI es la única Organización No Gubernamental global (ONG), dedicada monográficamente a las infecciones fúngicas. La serie de Lancet Infectious Diseases se centra particularmente en las desigualdades de tratamiento, ya que a pesar de los avances acontecidos en los últimos años, la mayor parte de la población no tiene acceso al diagnóstico y tratamiento necesarios y por tanto se producen un gran número de muertes anuales que podrían evitarse. En esta colección han participado profesionales de seis continentes revisando los principales problemas de infección fúngica como son las infecciones fúngicas en SIDA, cáncer, transplantados, pacientes críticos, infecciones tras tuberculosis y las recientemente incorporadas en la lista de la OMS de enfermedades tropicales desatendidas: mycetoma y cromoblastomicosis.

Un capítulo especial está dedicado al tema de los brotes por hongos, como el que se está produciendo actualmente en varios países (entre ellos España) por Candida auris y otro a la resistencia a antifúngicos que al igual que en bacterias es un problema emergente en todo el mundo.

Gracias a estas iniciativas las infecciones fúngicas empiezan a aparecer en las agendas de los organismos internacionales. Así la OMS ha incluido en el último año dos infecciones fúngicas, la cromoblastomicosis y el micetoma en la lista de enfermedades tropicales desatendidas (Neglected tropical diseases), lo que ayudará a destinar recursos orientados a mejorar el pronóstico de estas infecciones. Unido a esto, en Abril de este año se incluyeron tres antifúngicos (voriconazol, itraconazol y natamicina) en la lista de medicamentos esenciales de la OMS, hito fundamental para que los países más desfavorecidos puedan disponer de estos tratamientos.

Esto permitirá que se destinen recursos para mejorar el diagnóstico y tratamiento de dichas infecciones y que ayuden a cumplir el objetivo que se ha puesto GAFFI, que espera que para 2025 el 95% de la población mundial tenga acceso a un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado para las infecciones fúngicas (95-95 para 2025) con lo que se evitarían cientos de miles de muertes anuales.